Auditorías de marca 2020: ¿Quiénes son realmente los responsables de la crisis de la contaminación plástica?

Todos los años, la organización internacional Break Free From Plastic organiza una actividad global que moviliza a voluntarios y organizaciones de todas partes del mundo para ser parte de una actividad de ciencia ciudadana que busca demostrar que es necesario que las empresas responsables de la contaminación por plástico se hagan cargo y cambien sus prácticas de acuerdo a la urgencia de la crisis ambiental que vivimos, porque a diferencia de la narrativa dominante, la contaminación por plástico no es solo un problema de responsabilidad de los consumidores.

 

¿Qué es una auditoría de marca?

La auditoría de marca de Break Free From Plastic es una iniciativa que implica el conteo y documentación de las marcas de los residuos plásticos encontrados en limpiezas con el fin de ayudar a identificar las empresas responsables de la contaminación por plástico. Porque no importa cuánto tratemos de evitar el plástico o cuánto reciclemos, nunca es suficiente, el plástico de un solo uso está en todas partes y la velocidad con que las compañías extraen combustibles fósiles para fabricar más envases, siempre va a debilitar nuestros esfuerzos personales. Entonces, para resolver realmente el problema, con las auditorías se hace un llamado a las compañías para que dejen de producir plástico de un solo uso innecesario y que transiten hacia soluciones reales que eliminen la necesidad de este tipo de envases.

 

Auditorías de marca en pandemia

En años anteriores, nuestra participación en las auditorías había sido al aire libre, primero en caleta Lenga y el año pasado en caleta Tumbes, pero este año, como la pandemia nos mantiene en casa, las auditorías también se adaptaron y realizamos el proceso desde nuestras casas. Si bien siempre llama la atención e impacta la cantidad de residuos que se encuentran, por ejemplo, en limpiezas de playas, darnos cuenta de que el plástico está en cada espacio de nuestro hogar y que una enorme cantidad de envases no se pueden reciclar, es igual de alarmante. 

Capacitación para realizar una auditoría de marcas.
Capacitación para realizar una auditoría de marcas.

Resultados

Los resultados de auditorías de marca a nivel global han mostrado que los grandes responsables de la contaminación global por plásticos de un solo uso se concentran en tan solo algunas marcas como Coca-Cola, Pepsico, Unilever, Nestlé, entre otras. Si bien los resultados de este año estarán listos dentro de un par de semanas, el trabajo de registro de las voluntarias que trabajaron en el proceso que realizamos arrojó lo siguiente:

© Break Free From Plastic.
© Break Free From Plastic.
  • La mayoría de los plásticos auditados corresponde a Otros (Nº7), que no se pueden reciclar porque contienen más de una capa o mezcla de varios tipos de plásticos en su composición, como sachets o envases de papas fritas. 
  • Le siguen los plásticos del tipo PP (N°5), que corresponde a los envases de detergentes, tapas de bebidas y plásticos rígidos, luego le sigue el plástico PET (N°1), que son las botellas de bebidas y el tipo de plástico que se puede reciclar con mayor facilidad en los centros de manejo local.
  • En cuanto a las marcas, se sigue la tendencia global de años anteriores, pero aparece un alto porcentaje de envases asociados a Té Supremo (bolsas de té individuales), Carozzi (envoltorios de alimentos), CCU (botellas), Colun y Soprole (cajas de tetrapak y envases de yogurt).

En nuestra experiencia, la auditoría de marca nos sirvió para aportar al movimiento global que sigue haciendo presión a los grandes contaminantes para que mejoren sus prácticas y como una herramienta educativa para aprender en la práctica que “plásticos” se refiere un material, pero con distintas variaciones y que no todos son reciclables ni reutilizables, y lo que es más importante, la solución no está solo en las manos de los consumidores, los productores también deben hacerse cargo de la contaminación que generan. Cuando la fuente de la contaminación sigue a una velocidad imparable, ya no basta con limpiezas de playa auspiciadas por las mismas empresas que contaminan. 

 

Comparte: