Estrategia Basura Cero en Santa Juana, Chile

La información que presentamos a continuación, es parte parte de la serie de estudios de caso de la Alianza por Alternativas a la Incineración, GAIA, para difundir y promover iniciativas exitosas de implementación de estrategias basura cero y sistemas integrales en América Latina y el Caribe.

 

Contexto e inicios del programa

La comuna de Santa Juana se posicionó en Chile por ser la segunda comuna, después de Futaleufú, en establecer un sistema de gestión de residuos sólidos domiciliarios que contempla el retiro diferenciado puerta a puerta y la instalación de una planta de reciclaje y compostaje.

Previo a la instalación del sistema, el año 2018, la comuna de Santa Juana generaba 3.659,72 toneladas de residuos sólidos urbanos (RSU) los que se disponían en un relleno sanitario. Esta cifra indicaría que, cada habitante de Santa Juana generaba 0,73 kg de RSD diarios, lo que se encuentra por debajo de la cifra media nacional equivalente a 1,19 kg per cápita [1].  

El proyecto municipal financiado a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) tenía por objetivo la instalación de una Planta Integral de manejo de RSU con acopio, pretratamiento y compostaje de RSU, así como un plan de recolección y un plan de educación para la comunidad. 

Características

El sistema funciona con segregación en origen, donde los residuos se separan en cuatro categorías, las que se depositan en contenedores de colores distintivos para cada una:

  • Papeles y cartones.
  • Otros reciclables: latas, hojalatas, aluminio, vidrio y plástico.
  • Compostable: residuos orgánicos de cocina.
  • Orgánicos de generadores grandes.

La recolección se realiza puerta a puerta siguiendo una calendarización que determina qué contenedores corresponden para cada día de la semana. Además, la comuna cuenta con dos puntos limpios habilitados para recibir papeles y cartones, botellas PET y latas. 

La fracción de residuos no reciclables se transporta hasta su disposición final en el centro de manejo de residuos Concepción, CEMARC, ubicado en Penco. Por otro lado, la fracción reciclable y compostable se transporta a la planta de reciclaje y compostaje, la que se ubica a 10 km al este del centro urbano de Santa Juana. 

La planta fue diseñada pensando en poder recibir el 50% de los residuos generados en la comuna. Cuenta con una báscula al ingreso para poder realizar el pesaje de los residuos recolectados. Una vez pesados son transportados ya sea al galpón de acopio y tratamiento de envases y embalajes o al galpón de compostaje.

Disposición final y recuperación 

De acuerdo a datos municipales, para el mes de marzo de 2018, se dispusieron 368 toneladas de residuos en un relleno sanitario, mientras que para el mismo mes del año siguiente, momento de inicio el programa de reciclaje y compostaje, esta cifra disminuyó a 307 toneladas, indicando una disminución del 16,6%.

Un diagnóstico realizado por la consultora GeoCiclos, cuatro meses después de la implementación del sistema de gestión de residuos, indicó que la generación de residuos orgánicos que van a relleno sanitario bajó en un 35%, mientras que para el caso de papeles y cartones fue de un 72,7%, plásticos del tipo 1, 2, 4, 5 y 6 en un 47,4% y metales en un 58,6%.

Proyecciones

Una de las principales proyecciones para la mejora del sistema, es la implementación de fiscalización de acuerdo a lo que plantea una ordenanza ya aprobada. Con esto, se podría extender la participación de la comunidad, permitiendo aumentar el ingreso por venta de material reciclable y cubrir los costos de operación.

Lee el caso completo aquí 

 

Referencias e información de interés

  • [1] Ministerio del Medio Ambiente en su Tercer Informe del Estado del Medio Ambiente (2020).
  • Estudios de caso estrategia basura cero: zerowasteworld.org     
Comparte: