Agrupaciones de recicladores fortalecen sus capacidades para enfrentar los desafíos de su trabajo

Agrupaciones de recicladores fortalecen sus capacidades para enfrentar los desafíos de su trabajo

 

Desafíos que enfrentan los y las recicladoras de base

Desde los inicios de Fundación El Árbol hemos centrado nuestras acciones en la promoción del reciclaje inclusivo con recicladores de base, quienes son uno de los actores más directamente involucrados en el reciclaje. 

En los últimos años, la adaptación y recuperación de las consecuencias económicas que dejó la pandemia, no ha sido tarea fácil para muchos recicladores, provocando que un gran porcentaje de ellas/os abandonen el rubro; esta lamentable situación además ha tenido como efecto que materiales reciclables no se gestionen y terminen en la basura. 

Hoy, los que continúan trabajando en reciclaje, presentan grandes desafíos, dada la informalidad de su trabajo y la falta de una remuneración adecuada, los y las recicladoras de base se encuentran en una constante situación de vulnerabilidad, ya que en su mayoría reciben pago sólo por lo que venden y al contrario de lo que se piensa, el precio de los materiales reciclables es muy bajo e inestable; sumado a esto, el valor del traslado ha subido drásticamente, por lo que en la mayoría de los casos los números quedan en rojo. 

Es por esto que, gracias al Fondo Chile Compromiso de Todos del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, hemos estado trabajando junto a agrupaciones de recicladores de San Pedro de la Paz, Chiguayante y Hualpén, para fortalecer su desarrollo organizacional, capacidades de gestión y de equipamiento, con el fin de contribuir a profesionalizar y posicionar su servicio de reciclaje.

Procesos fortalecedores

¡Te contamos sobre los procesos fortalecedores! Partimos durante noviembre y diciembre del 2021 con talleres de “Empoderamiento e Inteligencia Comercial” para recicladores/as de base junto a una coaching experta en ventas, en donde se vieron temas como las fortalezas personales para el emprendimiento, fortalezas del equipo para la generación de nuevos negocios y creencias limitantes que nos impiden vivir como protagonistas. Fue una gran instancia junto a 35 recicladores/as de base, tal como nos relata Ana María Bareyns, Coaching en ventas:

“Durante los talleres los equipos se mostraron muy participativos y dispuestos a aprender. En consenso llegamos a 3 Fortalezas que serán claves para las futuras metas que se fije esta agrupación”. 

Continuando con las capacitaciones, una de las problemáticas que enfrentan recicladores de base es la limitada conectividad, ya sea por la falta de teléfonos y/o la falta de herramientas para su uso, lo que impide que se comuniquen entre ellos/as y con potenciales clientes. Por esto, a fines del 2021, hicimos entrega de teléfonos inteligentes, capacitando a 7 Recicladores/as en el uso de sus funciones básicas.

Con el fin de expandir horizontes, organizamos una charla en economía solidaria, en la cual representantes de la Red Nacional de Recicladores del Ecuador expusieron sobre su modelo de cooperativa, encuentro que resultó ser una gran oportunidad para conocer formas de trabajo que ellos pueden replicar. 

Para finalizar el 2021, en diciembre se dio paso al emotivo “Encuentro entre agrupaciones de recicladores”, donde, además de fomentar la vinculación y organización entre agrupaciones de recicladores, éstas pudieron conocer sobre el funcionamiento y organización del centro de acopio del Sindicato Biobío.

Sabemos que para mejorar las condiciones de trabajo, es clave que los y las recicladoras de base puedan trabajar con equipamiento adecuado, por ello, uno de los grandes logros de este proyecto fue concretar la entrega de una enfardadora al Sindicato de Recicladores de Chiguayante, convirtiéndose en ¡la primera enfardadora de la región del Biobío! Un gran avance para la agrupación, tal como nos relata Jessica Mora, presidenta del sindicato de recicladores de base:

“Hemos luchado bastante y realizado mucho esfuerzo para obtener todo lo que necesitamos. Tenemos nuestra enfardadora móvil para que los recicladores, que no trabajan en el centro de acopio, puedan enfardar en sus casas, reduciendo así el volumen de restos reciclables. Nos encontramos muy agradecidas del municipio por su apoyo, de la fundación El Árbol y la Seremi” 

¡Vamos por más! En la búsqueda de un pago digno por el trabajo que realizan los y las recicladoras de base, durante los últimos meses hemos estado trabajando en conjunto a las agrupaciones de recicladores de San Pedro y Chiguayante en un plan piloto de modelo de negocios y plan de ventas, la propuesta central es que recicladores puedan ofrecer el servicio de reciclaje a edificios y condominios. 

¡Sigamos avanzando hasta que el oficio del reciclaje sea debidamente reconocido, regulado y remunerado!

 

Este proyecto es financiado por:

Comparte: